Medicina Alternativa Para El Cáncer

Las medicinas complementarias o alternativas son usadas por la gran mayoría de los pacientes con cáncer, dicen las encuestas. Algunos de estos remedios no convencionales buscan atenuar los efectos tóxicos del tratamiento, y otras reforzar de alguna manera el tratamiento recomendado por el especialista. Pero esta práctica es un secreto a voces entre los pacientes y el médico, a veces por que el doctor no le preguntó a su paciente, y la mayoría de ocasiones porque el paciente tuvo temor de la reacción de su doctor y no se lo dijo.

El universo de la medicina alternativa comprende el uso de productos vegetales, hierbas medicinales, y dietas, además de la naturopatía y homeopatía y otras prácticas. Una industria que mueve miles de millones de dólares (37 billones de dólares en USA en 1998) explica la prevalencia de esta práctica, cuyo impacto positivo o negativo en la salud del paciente, no es comprendida plenamente por los usuarios o sus médicos.

Los médicos no aceptan la validez científica de la medicina alternativa, pero se advierten cambios en esta actitud, por el beneficio del enfermo. Lo que antes llamaban “quackery” o charlatanería, ahora se refiere como terapia no convencional o no ortodoxa. .Pero lo más importante es la comunicación médico-paciente; el médico debiera informarse del uso de medicina alternativa por su paciente para confirmar su eficacia, su seguridad y que no tenga interacciones con las medicinas recetadas. Algunas de estas terapias como el Laetrile y el cartílago de tiburón, serán desalentadas porque han sido bien estudiadas y demostrado que no tienen ningún efecto beneficioso y son por el contrario, tóxicas. Otras de uso ancestral podrán ser autorizadas con el beneficio de la vigilancia del profesional.

Dr. Andrés Solidoro  Santisteban
CMP 00008 / RNE 00002   
Director Medico – Cancerólogo
Instituto Oncológico de Lima